Lionel Trilling (Más allá de la cultura) Y otros ensayos)

Ahora, nos hallamos en el momento del apogeo de esas desespenranzadoras visiones de nuestra vida que tienen normalmente quienes piensan y se expresan, visiones que incluso cuando no pensamos ni nos expresamos pueblan nuestras mentes de imágenes de pérdidas más graves aún que la de la propia existencia, es decir, con pérdidas de civilización, personalidad y humanidad. Estas visiones sumen en la desesperación a nuestro espíritu, no sólo por ser terribles y posibles, sino también porque han llegado a tener carácter evidente, porque son clisés que parecen impedirnos la posibilidad de pensar e imaginar.
Ahora, también debemos comprender que sí la novela está muerta o agónica, no se encuentra sola en semejante trance. La novela es como resumen y paradigma de nuestra vida cultural, y a esto se debe probablemente el que antes hablemos de su muerte que de la muerte de cualquier otra forma de pensamiento. Entre todas las formas literarias, la novela ha sido la que más se ha entregado a ensalzar e investigar la voluntad humana; y la voluntad de nuestra sociedad agoniza, víctima de exceso de sí misma.

analytics