Blaise Pascal (Tratados de la desesperación)

¿Cuál es la naturaleza del amor? En el hombre impera el amor propio cuya naturaleza consiste en tenerse en cuenta exclusivamente a sí mismo, y por lo tanto en amarse exclusivamente a sí mismo. Pero todo este amor propio no puede impedir que el objeto de su pasión esté cargado de defectos y de desesperación: el hombre aspira a la grandeza, pero es tan pequeño; quiere ser feliz y vive en la miseria; quiere ser perfecto, pero le definen sus imperfecciones; quiere ser escogido por el resto de hombres como el objeto de su amor y con frecuencia su manera de ser apenas cosecha desprecio y repulsa. Su verdadera condición supone un obstáculo insaciable para su amor, la verdad de su condición, la imposibilidad de negar sus defectos va segregando un odio criminal. A los hombres les gustaría destruir sus defectos, y como se ven absolutamente impotentes para hacerlo en la realidad, tratan por todos los medios a su alcance de negarla en la mente y en el conocimiento ajenos. Dicho de otro modo: se entrega a la simulación. Se convierte en un maestro del encubrimiento de sus defectos, y no sólo ante los demás, sino también ante sí mismo, pues no puede soportar que le vean tal y como es y tampoco soporta verse.
-----------------------------------

Si ahora mismo cada uno de nosotros examinase el curso de sus pensamientos los encontraría todos entretenidos en construir el pasado y en especular sobre el futuro. Si examinásemos esos pensamientos nos daríamos cuenta de que apenas dedicamos espacio al tiempo presente, que lo empleamos apenas como una pasarela transitoria hacia el futuro. Nuestro objetivo es el porvenir. De manera que el hombre nunca vive, sólo espera vivir, y con esta predisposición obsesiva a ser dichoso en el futuro nos aseguramos no lograr serlo jamás.
-----------------------------------

Imaginemos por un momento que se nos concede la posibilidad de contemplar cómo se formaron los lazos sociales. Al principio asistiríamos a un estado de competencia absoluto hasta que el grupo más fuerte sometiese al más débil. Una vez este grupo se ha constituido en el dueño de la sociedad no les conviene que el conflicto continúe, así que deciden ordenar la sociedad con leyes a su antojo. Unos grupos dominantes prefieren que la herencia dicte la sucesión del poder, otros recurren a la opinión de su grupo... Es en este momento cuando la imaginación empieza a desempeñar su papel. Hasta ese momento todo lo que sucedía en el mundo provenía del ejercicio de la fuerza. A partir de entonces los grupos dominantes empiezan a poyarse en la imaginación para gobernar. Los vínculos de respeto que mantienen sujeta a una sociedad son lazos imaginarios.
-----------------------------------

La libertad absoluta nos perjudica. La dependencia absoluta nos perjudica.
-----------------------------------

No sé de dónde vengo ni tampoco hacia dónde voy. Sólo sé que al salir por la puerta de esta muerte o bien me desintegraré en la nada o bien estaré en manos de un Dios que me juzgará. No he heredado de la tradición ni de las costumbres una respuesta sólida sobre qué va a pasarme no sobre qué opción debo temer más. Éste es el motivo de que viva empapado de incertidumbre, de que mi voluntad sea tan débil. A causa de este estado he decidido que lo más plausible será no dedicarle ni un solo pensamiento a esclarecer este asunto. Quién sabe si podría con suerte llegar a algo, da igual, no voy a cansarme por esta vía, no voy a dar un solo paso en esta dirección. Desde hoy miraré por encima del hombro a todos los que siguen inquietos por este asunto, pues sé bien que todos sus avances atraviesan los campos de la desesperación, y no son un motivo de orgullo. He decidido que abandonaré el mundo sin previsiones y que lo habitaré sin ningún miedo, viviré inmerso en un acontecimiento extraordinario, como si estuviese inmerso en algo demasiado grande como para preocuparme, y dejarme así conducir sin ofrecer la menos resistencia hacia la muerte, sumido en las dudas, sin saber cuál será mi estado en la eternidad futura.
-----------------------------------

Un hombre mediocre es aquel que conoce la verdad pero que sólo la defiende si puede sacar algún provecho de ella. En cuanto se da cuenta de que le ha extraído todo el jugo, la deja al margen. 
-----------------------------------

Quienes logran efectos de lenguaje forzando las palabras son como quienes hacen falsas ventanas para guardar la simetría. Su propósito no es expresarse de manera justa y sabia, sino elaborar figuras vistosas.
-----------------------------------


La ocupación suprema del hombre es patear una pelota o perseguir una liebre. Es la que han escogido para ellos los reyes del mundo.
-----------------------------------

Si todas la noches soñamos que vivimos perseguidos por enemigos, llegará un momento que durante el día, mientras trabajamos, estaríamos influidos por el recuerdo de esos fantasmas, de la misma manera que mientras se viaja acude el recuerdo de nuestra casa y de nuestros asuntos como una especie de sueño. Con el tiempo sufriríamos tanto que empezaríamos a temer el momento de despertar de una vida que, entretanto, se ha ido convirtiendo para nosotros en un sueño. Nos daría miedo dormir y volver a enfrentarnos a esos sueños que nos oprimen como si fuesen reales.
-----------------------------------

En un mundo terrenal y finito no hay ninguna necesidad de pensar en lo que uno no quiere pensar.

analytics