Luis Racionero (El pecado original)


-El ser humano no es el resultado ni de una evolución natural, ni de una evolución sana. El hombre se ha hecho a sí mismo en contra de todas las reglas de la evolución y de la naturaleza, mediante la manipulación de su propio cerebro. Su trayectoria desde mono hasta ser humano constituye una serie de actos delictivos contra las leyes de la naturaleza.

Lucas se puso en plan de estar más de vuelta que él:

-También estamos manipulando ahora con pastillas o electrodos el cerebro y todo lo demás. No veo qué hay de malo en ello. El proyecto Genoma en que trabajo va a manipular los genes para alterar las características del cuerpo humano, y poder elegir los rasgos a voluntad.

-¡El proyecto Genoma! -se excitó Kraft-; lo que yo puedo decirle es tan demencial como su proyecto Genoma, que me parece peligroso y debería estar controlado. ¿Estás seguro de querer saber?; a veces es peor que ignorar. 

Lucas asintió en silencio, animándolo a continuar.

-El hombre comienza a aparecer hace un millón de años; en el 400000, el ser humano ya tenía un aspecto externo semejante al del hombre actual. Esto significa que el proceso evolutivo de mono a hombre tuvo lugar en tiempo de extraordinaria brevedad. ¿Dónde están los restos óseos de aquellos monos, de los que más tarde surgió el hombre? No se han encontrado. Hay un eslabón perdido; hace ya demasiado tiempo que se habla de él. La mayor parte de los hallazgos de huesos de seres con rasgos humanos y fabricadores de utensilios proceden del sureste de África, del desfiladero de Oldowai. En aquel mismo lugar se encontraron restos de monos que todavía no habían iniciado el proceso de hominización, porque no fabricaban utensilios. La sorpresa fue mayúscula cuando hubo que admitir que tanto los seres productores de utensilios como sus supuestos antepasados, que todavía no los fabricaban, habían vivido en el mismo lugar y al mismo tiempo. Porque si una raza de monos inicia por un motivo natural un proceso evolutivo en dirección al hombre, entonces todos los miembros de esa raza, que en determinado momento viven en el mismo proceso. No concuerda con la evolución natural que una parte de esta raza se hagan hombres y los demás continúen siendo monos.

Kraft se movía por el templo mientras hablaba, daba órdenes a los obreros, señalaba las piedras. No podía estarse quieto. El calor dentro de la montaña no era menor que en el exterior. Lucas comenzó a sentir agobio.

-Sabemos también que, hace un millón de años, todas las razas de monos antropomorfos poseían aproximadamente el mismo contenido craneal, de 400 a 500 cm3. No existía entre ellos ninguna raza superior con capacidades extraordinarias. El grado de inteligencia era casi el mismos en todas ellas.

>>Todas la razas de monos antropomorfos que todavía viven en la actualidad (chimpancés, gorilas y orangutanes) siguen detenidos en el mismo estadio evolutivo en el que se encontraban hace un millón de años. En el marco de la evolución natural han estado sujetos a un proceso tan lento como el de los precedentes veinte millones de años. Desde hace un millón de años, el contenido de sus cráneos sólo ha aumentado un 5%, y los mismo podría afirmarse de su inteligencia.

>>Sólo ha habido una excepción, inexplicable hasta el momento: hace un millón de años, una especie de mono antropomorfo, cuya identidad no ha podido ser establecida, emprendió un rápido camino de avance. El cerebro y la inteligencia de esos simios aumentaron con una velocidad única e incomparable en toda la historia natural, su capacidad craneal pasó en el último millón de años de 400 a 1400 cm3, su inteligencia y memoria se incrementaron cien o quizás mil veces. ¿Por qué?

-Hay una teoría científica sobre el tema -aventuró Lucas tímidamente.

Kraft se encogió de hombros y lo dejó hablar con aire de saber lo que iba a decir.

-La teoría sobre el origen del hombre es que sus antepasados eran monos antropomorfos que vivían en la selva. Debido a un cambio climático se vieron expuestos a peligros nuevos. Entre los matorrales acechaban las fieras, y su diario alimento estaba oculto por las hierbas. Esto les obligó a alzarse sobre sus patas traseras y caminar erguidos, con lo cual les quedaban libres las manos. Ello les confirió la posibilidad de agarrar las cosas, examinarlas y observarlas, además de manipularlas. Aprendieron el pensamiento abstracto y comenzaron a transformar los objetos para adecuarlos a sus necesidades. De esta forma, elaboraron los primeros utensilios y armas, que les confirieron una superioridad frente a los animales. Se transformaron en cazadores. La utilización de herramientas y armas les dio nuevas ideas, incremento su capacidad mental.

Lucas se paró como quien acaba de recitar la lección y espera nota.

-Conozco todas esas bobadas -cortó Kraft, impaciente-; ¿no ve usted que si la selva hubiera desaparecido por razones climatológicas, no sólo habría desaparecido para aquello simios que luego se transformaron en humanos, sino también para todas las demás razas de monos que vivían allí? Todos ellos, incluidos los chimpancés, gorilas y orangutanes, se encontrarían trasplantados a la estepa. Y si una raza de simios se hubiera visto obligada a erguirse sobre las patas traseras, ¿por qué no hicieron lo mismo las demás? Si el caminar era una forma de movimiento de importancia vital, no aprendida por los demás monos, ¿por qué no fueron exterminados éstos por las fieras?

analytics