Emilio LLedó (El epicureísmo)

El saber no sólo nos hará libres, sino que Epicuro añade algo mucho más concreto: el saber nos hará felices. Al menos el conocimiento de la realidad permitirá deshacernos de la pesada masa ideológica que ha ido acumulando la sociedad, en el duro proceso de su evolución y de su superación.
La tesis de Epicuro resuena en un ámbito realista y desmitificador. Como primer paso imprescindible para un creciente desarrollo del saber, no deja de ser aleccionadora, para todos los tiempos, esta clara y decidida entrega al conocimiento, que hace feliz, y a la incesante lucha contra todo aquello que lo impide. No ha progresado excesivamente el mundo contemporáneo, que aún no ha puesto en claro esa oposición sangrante entre teoría y praxis, entre conocimiento y felicidad.
En tesis como ésta se percibe la actualidad del pensamiento de Epiucro y la revolución que representa su mensaje. Los escasos textos que de él nos quedan no han permitido sacar todas las consecuencias de estos planteamientos. Probablemente no era necesario. Bastaba la contundencia y claridad con que se platean estos principios fundamentales, para que permitiesen adecuarse a la historia, completamente con todas las variantes que las circunstancias de cada tiempo iban a ofrecer. Pero un pensamiento que estaba obsesionado por hacerse memoria, por encarnarse en cada uno de sus adeptos para operar así mejor en la ardua tarea del <<saber>> y del <<interpretar>>, no precisaba de otra cosa que de la nitidez con que unos cuantos principios básicos se nos presenten. Uno de estos principios era, pues, aquel que suponía el liberar la mente de todos aquellos lastres que la mediatizaban y la paralizaban. Nada puede haber en ella que reste impulso y poder al ansia de conocimiento y, sobre todo, al entorno del mundo y de sus semejantes. El temor de los dioses, que revuelve y mortifica la conciencia, era una de estas grandes opresiones. Sin fundamento real alguno actuaban esas milenarias imágenes en el fondo de nuestra conciencia, en la raiz soterrada, en donde se levantan nuestros actos que quedan trastornados ya en su origen.

* Emilo Lledó (Imágenes y palabras)
* Emilio Lledó (Elogio de la infelicidad)
* Emilio Lledó (El origen del diálogo y la ética) Introducción al...
* Emilio Lledó (Los libros y la libertad)


Entrevista a Emilio Lladó

analytics