José Ramón Ayllón (Desfile de modelos) Análisis de la conducta ética.


Cuando la modernidad vuelve la mirada al pasado y echa las cuentas, se ve forzada a reconocer como Camus que todavía "los hombre mueren y no son felices", y que las grandes esperanzas de la cultura occidental siguen siendo vanas. Entonces Marx, y luego Nietzsche, y luego Freud, sientan en el banquillo a la Razón y lanzan contra ella la acusación de incompetencia y de impostura. Nacen así las filosofías de la sospecha, cuyo objetivo se centra en relevar a la razón de su función rectora y confiar a otras instancias las riendas de los destinos humanos. Si como hombres nos es negeda la felicidad, quizá como superhombres podamos alcanzarla. Y seremos superhombres si nos atrevemos a levantar la máscara del deber, esa artimaña del débil para dominar al fuerte.


No hay comentarios:

analytics