Michael Reder (Globalización y filosofía)

Los hombres forman en el plano global una comunidad mundial. Aunque algunos filósofos expresan esta idea de manera más clara que otros, este es uno de los supuestos fundamentales de todas las teorías que se ocupan de la globalización. Desde un punto de vista ético, una primera faceta importante de la justicia es, pues, la exigencia de que todos los hombres de esta comunidad tengan la posibilidad de sobrevivir. En este sentido, justicia global significa fundamentalmente la necesidad de asegurar, a ser posible, la supervivencia de todos los hombres. Las necesidades básicas de los hombres se sitúan de este modo en el centro de la reflexión sobre la justicia. El principio de la justa satisfacción de las necesidades dice que la comunidad global es una comunidad justa, cuando trata de asegurar la supervivencia de todos sus miembros. De este principio de la justa satisfacción de las necesidades se deriva la exigencia de que las consecuencias de la globalización deben cuestionarse especialmente cuando pongan en peligro la supervivencia de los hombres, entendida como la provisión de los bienes básicos necesarios para su supervivencia. De acuerdo con este principio, la satisfacción de las necesidades humanas fundamentales tiene siempre la máxima prioridad.
Obviamente, habría que concretar cuáles son las necesidades humanas básicas. Teniendo en cuanta la diversidad de la vida humana, cabe pensar que la justa satisfacción de las necesidades se entienden de forma distinta en las diferentes culturas. En cualquier caso, podríamos afirmar que el concepto de necesidades fundamentales no pueden referirse únicamente a la nuda supervivencia de los hombres, sino que ha de ampliarse en correspondencia con una compresión amplia del ser humano.
Por otra parte, el principio de igualdad de oportunidades también desempeña un papel importante, tanto en el interior de un país como en el plano global. La mayoría de las teorías éticas subraya que una sociedad justa debería ofrecer al mayor número de personas la posibilidad de participar en los,procesos políticos y de acceder a la vida económica. Se trata, pues, del principio de una justa distribución de oportunidades dentro de una sociedad, o en el conjunto de la sociedad mundial. Los derechos de participación política, la seguridad jurídica o el acceso a la educación, a la sanidad o a los sistemas de protección social son algunos de los aspectos de este principio de igualdad de oportunidades.

analytics